domingo, 29 de mayo de 2016

La regla de los tercios, el número aureo y el cine europeo


El número áureo en el cine

Este post está basado en una actividad desarrollada en el Segundo encuentro de nuestro proyecto Erasmus+ (puedes ver un resumen de dicha semana pulsando aquí). En concreto la actividad conectaba el Cine y la Geometría trabajando con proporcionalidad, y en especial con la proporción áurea.

Comencemos recordando qué es la proporción áurea:

También llamada media áurea, Phi, o divina proporción, esta ley se hizo famosa en 1200 A.C. por Leonardo Fibonacci.
Él se dió cuenta que hay una razón absoluta que aparece con frecuencia en la naturaleza, una especie de diseño universalmente eficiente en las cosas que par es placentero para el ojo humano. Por esa razón el sobrenombre de divina proporción.

Antes de eso, Fibonacci descubrió la sucesión que lleva su nombre, y que más tarde daría lugar a la proporción.
La sucesión de Fibonacci el la serie numérica:

Es una sucesión infinita en la que cada término se haya sumando los dos anteriores al mismo. Por ejemplo 1+1=2 o 13+21=34. El cociente entre dos números consecutivos de esta sucesión es aproximadamente 1,618034, el llamado ¨número áureo". Esto significa que si dividimos cada número de la sucesión entre su anterior obtendremos ese número "sagrado".
Para hacerlo más visual podemos trasladar esta proporción a un rectángulo cuyos lados sean dos números consecutivos de la sucesión de Fibonacci:
Si dividimos el rectángulo usando la sucesión:
Y si, finalmente, dibujamos una linea uniendo todos los cuadrados, llegaremos a algo parecido a esta espiral:

Podemos encontrar esta proporción en multiples lugares de la naturaleza. Por ejemplo, esta espiral, llamada la espiral áurea, puede encontrarse en la distribución de las semillas del girasol, en conchas marinas... Incluso encontramos la divina proporción en nuestro propio cuerpo!


También encontramos esta proporción en muchas construcciones humanas. Desde el Renacimiento, artistas y arquitectos han diseñado su trabajo aproximándose al ratio 1:1.618.

Lo encontramos en el Parthenon, en obras de arte como la Mona Lisa o La última cena, y aún hoy se utiliza. La proporción áurea ha sido utilizada por Apple para diseñar sus productos o su logo, y como podemos ver, fue utilizada por Twitter para crear su perfil:


CINE Y PROPORCIONES
El Cine y la Fotografía están estrechamente relacionados con la proporcionalidad.
Las fotografías que tomamos están encuadradas en un rectángulo de proporciones precisas, las dimensiones de las pantallas de un televisor o del cine no están escogidas al azar.


El formato fotográfico que utilizamos fue desarrollado por Oskar Barnack, quien lo eligió para construir la primera cámara de 35 mm, la Leica. Desde entonces se ha utilizado el negativo de proporciones 3:2 o 24x36, y quizás sea por su semejanza con la proporción áurea.

Con el paso de los años, las pantallas de cine se han ido ensanchando hacia una vista panorámica, siendo la proporción 1,85:1 la que se ha ido imponiendo gracias a Hollywood. Sin embargo, el formato cinematográfico que más se aproxima a la proporción áurea es el utilizado en las últimas décadas en el cine europeo.


Además de en las proporciones de las pantallas, la divina proporción se usa frecuentemente en la composición de las imágenes que tomamos, ya sea en las fotografías como en las películas.

COMO USAR LA "DIVINA PROPORCIÓN" PARA MEJORAR NUESTRAS FOTOS

Cuando la aplicamos a la fotografía, este ratio puede producir una placentera sensación estética que atrae al humano incoscientemente.
Nosotros tendemos a preferir una imagen que es equilibrada y armonizada, y está proporción nos lo ofrece.

Con frecuencia, buscamos la espiral áurea sin darnos cuenta, pues esta se encuentra en la naturaleza, y las fotos que siguen esta disposición nos parecen más naturales. Por ejemplo la encontramos en esta foto:

Para aprender como usar esta razón en la composición de nuestras foto vamos a necesitar el cuadro que utilizamos anteriormente, y colocaremos en él cuatro espirales áureas, cada una con origen en una de las esquinas:
Si marcamos en rojo el centro de cada espiral:
Los puntos que hemos obtenido, se encuentran muy próximos a los llamados puntos fuertes de la regla de los tercios, una regla famosa en Fotografía.

Se dice que la regla de los tercios fue diseñada como una forma sencilla de colocar los puntos fuertes, es decir, los puntos principales, que son los que captan la atención de la visión humana.
Esta regla es usada en el Cine y en la Fotografía para organizar los objetos de una escena. Estos son algunos ejemplos que encontramos en el Cine Europeo:



Estas son algunas técnicas de composición usando la regla de los tercios:



Puntos Fuertes: Las partes principales de la imagen se colocarán en los tercios o en sus intersecciones. Los espectadores prestarán mayor atención a esos puntos inconscientemente.





- Primeros planos: Conseguirán captar más la atención si hacemos coincidir los ojos con uno de los tercios.




- Horizonte / Suelo: Los haremos coincidir con los tercios dejando dos tercios para la parte que queramos resaltar:





-Posición: Es importante descentralizar los objetos horizontalmente. En las películas, las personas no suelen aparecer en el centro de la pantalla sino e uno de los tercios.




Cuando descentralizamos un objeto o a una persona debemos tener en cuenta lo que está haciendo. Por ejemplo, si la persona se está moviendo debemos dejar espacio vacío en frente de él. De igual forma si es un vehículo en movimiento.


De todas formas, a veces no seguiremos estas reglas. Depende del mensaje y los sentimientos que queramos transmitir. A veces centralizar una escena puede ser una buena solución.

El director inglés Kubrick es un buen ejemplo de poner el foco de la escena en el centro, tal y como podemos ver en el siguiente video:




No hay comentarios:

Publicar un comentario