sábado, 13 de febrero de 2016

Más allá de Disney (cálculos animados)



"Hay vida animada más alla de Disney." Algo así debió pensar el director Richard Rich cuando decidió hacerse cargo de la película "La princesa cisne". Richard había trabajado para Disney una década antes dirigiendo "Tarón y el caldero mágico" y "Tod y Toby", así que la película que pretendía, en 1994, hacerle frente a los grandes estudios de animación, siguiendo la tendencia de la época.

La película cuenta con las características propias de Disney: un príncipe y una princesa, un malvado hechicero, amor y aventuras, canciones, animales que hablan dando un punto cómico a la historia... De hecho los estudios - New Line Cinema - hicieron un gran esfuerzo para hacer de la película un éxito: Nada menos que 250 dibujantes y 4 años de trabajo. El resultado se puede apreciar en este video con los mejores momentos:

En realidad la película gustó a los más pequeños, pero no logró el reconocimiento esperado. Disney había resurgido pocos años atrás con películas como La Sirenita y La Bella y la Bestia (primera película de animación en ser nominada al Oscar a mejor película). Pero la animación surgiría el gran cambio un año después, cuando -en 1995- unos pequeños estudios llamados Pixar lanzaban Toy Story. La forma de hacer cine de animación cambiaba: se imponía el diseño por ordenador. Y Disney ponía los ojos en la compañia de Lasseter, que acabaría comprando.
Pero volviendo a La princesa cisne, la película sigue teniendo a día de hoy sus adeptos, que incluso crean fandub en youtube con canciones e imágenes de la película. y se han realizado hasta cinco secuelas (la última de ellas en 2014).


En la película el príncipe Derek debe rescatar a la princesa Odette, quién ha sido secuestrada por un monstruo gigantesco. En la escena que hemos elegido, Derek se dispone a practicar sus habilidades con el arco, preparándose de esta forma para rescatar a su amada. Esta es la escena:


Después de ver la escena, tenemos dos opciones: Bromley no sabe contar o hace trampas, o bién los dibujantes han exagerado el número de manchas de cada "animal".
El hecho es que las posibles "dianas" a batir son: Elefante (1 punto), Alce (2 puntos), Pájaro zancudo (3p), Zorro (4p), Pato (5p), Jabalí (7p), León (8p), Oso (9p) y Conejo (100p). Y escuchamos cláramente el número de aciertos de 2 -alce-, 3 -ave- y 7 puntos - jabalí-. Concretamente:
16 aciertos de 2 puntos = 16 x 2 = 32
10 aciertos de 7 puntos = 10 x 7 = 70
14 aciertos de 3 puntos = 14 x 3 = 42
sumado 32 + 70 + 42 = 144

Sabiendo que el total de puntos alcanzados es de 298, nos queda una diferencia de 154 puntos.
298 - 144 = 154

Esos 154 puntos deben repartirse entre el resto de animales (sin tener en cuenta al conejo). Suponiendo que se hubieran repartido uniformemente entre el resto de animales, un acierto en cada uno supondría un total de 27 puntos. Lo que supondría un máximo de 5 o 6 aciertos por animal.
154 : 27 = 5,703703
Según vemos en las fotos es obvio que los animales tienen mucho más de esos aciertos, por lo que la puntuación debería ser bastante mayor de 298 puntos.


Hay algo que nos hace pensar que la culpa es de Bromley y es esa hoja en la que hace las cuentas. En ella vemos que recuenta haciendo palitos, y juntando de 5 en 5. Cuando lo obvio es que si contamos aciertos de distinto valor no se contara de esa forma, sino contando y multiplicado luego el número por su valor.

Resultado: Bromley culpable!

  • Esto es sólo nuestra teoría, ¿cuál es la tuya?
  • ¿Conocías la película? ¿Qué te parece?
  • ¿Qué otras películas de animación no de Disney te gustan?



No hay comentarios:

Publicar un comentario